‘We Need to Talk About Kevin’: Superando lo inimaginable

Esta es, creo yo, una película que se debe ver fresco y bien atento a las metáforas que se presentan. Básicamente trata sobre esta mujer, Eva (Tilda Swinton) en dos etapas de su vida, en una de ellas se la ve destrozada, intentando salir adelante, pues su vida es un desorden completo. En la otra, la vemos cómo era su vida antes de un inesperado  accidente que no sabemos con certeza qué es, pues la directora sólo decide dar pequeñas escenas de lo que pasó al comienzo, de todas formas, entre estas escenas podemos ver que claramente el problema es su hijo, Kevin (Ezra Miller(son cuatro actores en realidad)), quien parece hizo algo que nadie esperaba.

Algo que realmente me gustó de este drama (si, para mi es más drama que thriller) es que la directora tuvo todo en cuenta, pero hasta el más mínimo detalle, el sonido, que sin duda forma parte importantísima de esta película (entenderán cuando la vean), lo utiliza como un elemento metafórico de lo que atormenta a la protagonista, todo se escucha fuerte y detalladamente, demostrando lo frágil de su ser. La fotografía, que logra dar realce al rojo, hasta el punto de hartar al espectador. Aparte como se editó la película, jugando con las líneas de tiempo, qué es pasado, qué es presente, todo eso me pareció genial. Otra cosa de la que esta directora fue partícipe y me encantó, fue el guion, sin demasiados rodeos, algo simple y conciso.

Antes de hablar sobre esta actriz, tengo que decir que quizá sea imparcial, es una de mis actrices preferidas, tiene algo que no puedo describir, por que ni yo sé qué es, quedan advertidos. Tilda Swinton lleva a la personaje de una manera magistral, muestra la fragilidad y agotamiento de un ser humano en su máxima expresión y su desesperado intento por salir adelante, de lo que parece ser, un callejón sin salida. Es increíble como esta actriz tiene dominio de su rostros, toda su actuación se encuentra allí (no es el caso de todos los actores), ya desde ‘Michael Clayton’ (por la que, obviamente, ganó el Oscar) nos demuestra el control que posee sobre sus músculos faciales, y esta, no es la excepción.

Ya mucho de Tilda, pasemos a ver un poco más del reparto. Tenemos a 4 Kevins, pero sólo 3 son de los que hablaré pues uno de ellos es un bebé.  Del Kevin de 2 a 4 años y de 5 a 7 opino lo mismo, es medio creepy ver personajes así, los niños siempre transmiten incomodidad en este tipo de papeles, quizá por que casi nunca vemos niños así (por suerte), ambos actores (Rock DuerJasper Newell respectivamente) desarrollaron bastante bien a sus personajes, transmitiendo ese terror infantil del que ya escribí. Ezra Miller, quién desarrolla a Kevin de joven ya es otra cosa, por que su papel es mucho más exigente, a mi personalmente me pareció que pudo explotar mejor al personaje, pero dentro de todo, su interpretación fue adecuada para el film. Otro actor que tenemos es John C. Reilly quién es el padre de Kevin, este actor me es casi indiferente, creo que la nominación que tiene al Oscar por ‘Chicago’ le sobra, pero bueno, sinceramente, el personaje es super pasajero, bastante olvidable, pero no es precisamente su culpa, si no la culpa del guión que no le da demasiada importancia en el film.

Si son de esas personas que les gustan las películas con muchas metáforas sobre la superación y la condición humana, no pueden dejarla pasar, a mi me llegó más de ese lado que del lado del “Niño espeluznante“.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s