‘The Tree of Life’: Una hermosa metáfora sobre la vida y los sentimientos humanos

Antes que nada, quisiera disculparme por no postear nada últimamente, estuve con muchos proyectos, pero aun así, estoy aquí. Otra cosa que quiero decir es que en este post, más que un review, es una explicación de cómo entendí la película, explicando mi visión sobre la misma, por lo que hablaré bastante de la trama y no me centraré tanto en lo demás, así que están advertidos que habrán spoilers (aunque los spoilers no son importantes para esta película), verán al termino de cada párrafo una imagen, para que puedan observar las hermosas e interminables tomas de esta cinta.

Ya escuché tanto sobre esta película, que no sé cual exactamente es el problema de la gente, definitivamente es cuestión de percepción. A algunos le parece una obra maestra y a otros les parece una basura. El problema es que esta película, según yo lo veo, es una película para sentirla, no entenderla. Es impalpable la belleza de este film, uno no entiende qué precisamente tiene de especial, pero es conciente, de que una película del montón, no es, sobresale, para bien o para mal. En lo personal sobresale para bien, y por más que sea muy difícil explicar exáctamente qué es lo sorprendente de este film, intentaré explicarlo, para eso las imagenes al final de cada parrafo, para que entiendan la belleza que con lleva este todo llamado’The Tree of Life’.

Comienza de una manera bastante poética, y en lo persona, las primeras frases, son claves para entender la película, y más que nada, para comprender la visión que nos brinda Malick sobre lo que es la vida. Copiaré exáctamente como está en el guión las primeras líneas, para que puedan ver lo hermosa que pueden llegar a ser las palabras bien combinadas, y entender más o menos hacia donde apunta este film:

El hombre tiene dos formas por los que puede ir en la vida. A través de la forma de la naturaleza y a través de la forma de la gracia. Tienes que elegir que forma seguir. La gracia no intenta complacerse, acepta que la ignoren, la olviden, la rechacen, acepta insultos y heridas. La naturaleza solo desea complacerse, y que los demás la complazcan también, gusta ordenarles, hacer las cosas a su manera, encuentra razones para ser infeliz cuando todo el mundo esta brillando a su alrededor y el amor le sonríe a través de todas las cosas. Nos dijeron que nadie que ama en la forma de la gracia, tiene un mal final. Te seré fiel, pase lo que pase.

¿Qué exactamente quisieron decir en esta parte? Pues, mientras se explica la forma de la gracia, nos muestra a una niña, quien es nuestra protagonista de en su infancia, Mrs. O’Brien (Jessica Chastain) como una metáfora de su inocencia, su falta de maldad, la “pureza” de su corazón. Luego, cuando comienza a explicar la forma de la naturaleza, nos muestra su vida de adulta, casada, con sus hijos y su marido. Según lo veo yo, es así por que su marido, Mr. O’Brien (Brad Pitt), ama en la forma de la naturaleza, solo para complacerse, es por eso que mientras ella explica esto, también habla su marido. Y lo más importante en esta parte, cuando ella dice ” Nos dijeron que nadie que ama en la forma de la gracia, tiene un mal final”, es por que al final ella, quien amaba en forma de gracia, tuvo un mal final (según ella), y por eso se repite a si misma y con voz temblorosa “Te seré fiel, pase lo que pase”. Porque por más sintió injusto su infeliz final (osea, la muerte de un hijo) igual quiere ser un ser de gracia, un ser inocente, sin maldad ni ira en su alma. Y nos muestra la imagen una cáscada, metáfora pura de lo implacable de la naturaleza, que no distingue entre amor con gracia y amor natural, para la madre tierra todos somos iguales, sin importar nuestras acciones, nuestro final será el mismo.

Luego de esas escenas, nos muestra una secuencia en la que observamos la pena de la pareja O’Brien, lo doloridos que están, y como la gracia (representada por la esposa) por más que acepte las heridas, las siente y hasta a veces la hacen dudar de su fe en la vida. Mientras que su esposo, también muy adolorido, dice tener vergûenza, ¿vergûenza de qué?, para mi sintió vergûenza de su calidad como padre, como ser humano, por que solo utilizó a su hijo para complacerse, y quizá no le dio la felicidad que ese niño se merecía.

Luego Jack (Sean Penn), el hijo sobreviviente de la pareja O’Brien, ya lo vemos como adulto. Desde un principio notamos que tiene problemas maritales, la falta de comunicación con su esposa, el silencio y la frialdad en la dirección me han transmitido eso. Además, es el día del cumpleaños o día del fallecimiento de su hermano menor. Aquí es cuando Jack comienza a tener problemas existenciales, dándome a entender que cuestiona el éxito (laboral) en su vida, su estancia en la tierra, considera injusto la muerte de su hermano, además de sentirse completamente perdido, esto se denota gracias a las imágenes de él en el desierto, consternado y sin ayuda alguna. Se siente poco merecedor de tanto, posiblemente culpable por lo que le ha pasado a su hermano menor.

Seguido nos brindan unas hermosa imágenes sobre la creación del universo. Para mi, sin duda alguna, pongo mis manos en el fuego si es necesario, esta película se llevará el Oscar a mejor fotografía, ni que Meryl Streep no gane su Oscar me parecería tan injusto, si esta película acabara sin este galardón. Las imagenes brindadas en este film son perfectas, hermosas, cautivantes, si tienes algún amigo que no entiende bien la diferencia entre una cinta con buena y otro con mala fotografía, recomiendale que vea esta película, verá la diferencia al instante. Como dije, estas imágenes nos demuestran el origen del universo y su inevitable evolución, la sangre recordatorio de la mortalidad de los seres vivos y, recordándonos que todos venimos del mismo lugar, haciéndonos a todos iguales, sin importar nuestras acciones.

Luego el film hace una regresiva al nacimiento de Jack, mostrándonos su vida como bebé, y más adelante, el nacimiento de su hermano y los momentos que pasan juntos. Es en este momento donde pasan una de las secuencias más hermosos de esta película, empezando exáctamente con la frase “Es ahí donde vive Dios”, mostrando la hermosa felicidad de esta familia que parecía nunca acabar, acompañado de la hermosa música ‘The Moldau River’. Lastimosamente no conseguí la secuencia con la música, pero les dejó la música para que pueda enamorarse de esta composición única.

Después el film nos demuestra qué, como en toda familia, no todos son momentos de felicidad, indicándonos las “obligaciones” de los hijos y más que nada, la forma en que su padre los trata. Esa forma tan dura y árida que solo logra que su hijo le tenga miedo. Es algo realmente espeluznante lo rápido que cambia de matiz el film en esta parte. Por más de la dureza del padre, este demuestra un poco de afecto de vez en cuando, a diferencia de la madre, que siempre nos demuestra su comprensión y amor incondicional. También nos demuestra quizá el porqué Mr. O’Brien al principio siente vergüenza, violentando contra su hijo menor en un episodio durante el almuerzo familiar. Tras esta escena también podemos ver la incapacidad de la esposa por hacer algo al respecto, su impotencia ante la sitación la frustra, no existe otra solución aparente más que el silencio.

Después entra una escena bastante desconcertante. Jack, el hermano mayor, irrumpe en la casa de una mujer, robando un vestido y lanzándolo al río. Luego vuelve a su casa, avergonzado de lo que ha hecho, mira con perfil bajo a su madre, quien la está esperando con una mirada de desaprovación. Para mi esta escena es una forma de demostrar la “rebeldía” del joven Jack, no importa lo que haya hecho ni el porqué, lo importante es que lo hizo, y luego de eso, le ataca el sentido de culpa, es por eso que teme mirar a su madre, por vergüenza. Al ver la pureza de su madre al saber sobrellevar esta situación, no le queda más que redirigir su desequilibrio a su padre, quien no ve esto como una buena idea. Llegan a tal punto de que Jack desea su muerte como muestra de su infelicidad al lado de su padre y los celos hacia su madre.

Como casi todas las relaciones entre padres e hijos, tras un periodo de rebeldía, viene sin que nadie la llame, la reconciliación. Esto logran Jack y su padre, ambos se dan cuenta que es necesario seguir adelante, y sin palabras, dejan muy en claro al espectador que las cosas entre ellos se han solucionado, o por lo menos temporalmente. Pero lo importante aquí no es la reconciliación entre padre e hijo, sino lo que pasa Mr. O’Brien. La planta donde trabajaba se cierra, dejándolo con dos opciones, la nada, o un trabajo indeseado. Recita las siguientes líneas que nos demuestran lo avergonzado que se encuentra tras no lograr lo que deseaba.

Quería ser amado por que era genial, un hombre grande, no soy nada. Mira, la gloria alrededor de nosotros, sueños o plegarias, árboles y aves, deshonré todo y no noté la gloria. Un hombre insensato.

Si bien este personaje no es santo de mi devoción, es increíble como Terrence Malick, a través de tan bien elegidas palabras, capturas nuestras emociones, logrando que nos apenemos por la situación de Mr. O’Brien. Más aun cuando notamos como amaba a su esposa, porque cuando dice “Mira, la gloria alrededor nuestro…” está su esposa en la cámara, haciendo una fuerte sugestión sobre sus sentimientos hacia ella. Es tanta la vergüenza que siente, toda su vida logró mantener estable a su familia, y ahora, consumido por la deshonra, debe dar las malas noticias a su esposa, quien nada más que felicidad ha dado a su vida. Y nuevamente, al igual que al comienzo, nos hace ver que la naturaleza no distigue entre buenos y malos, altos y bajos, creyentes o escépticos, pues por más que nunca haya faltado al trabajo, y siempre haya diezmado los domingos, igual suceden tragedias como esas.

Luego, la profunda gracia en su sabiduría dice:

La única forma de ser feliz es amar. A menos que ames, tu vida pasará delante de tus ojos.

Es hermosa la reflexión que hace Mrs. O’Brien, mientras las imágenes nos muestran como la familia se aleja de la casa donde estuvieron toda la vida, ella dice esa frase llena de esperanza, demostrándonos que lo importante no es lo material, sino el amor que ellos se tienen como familia.

Casi concluyendo esta cinta, vemos una serie de imágenes que posiblemente no tengan el significado que yo les di, pero es así como lo he entendido. Se ve a Jack, ya mayor, deambulando nuevamente por el desierto, solo, preguntando por su hermano. Hasta que encuentra una puerta, al curzarla, se encuentra con su yo niño. También se ven, ya en otra toma, unos cuerpos tirados en el piso, envueltos en tela, lo que para mi significa la muerte, es una metáfora de la muerte de nuestros personajes. Es por eso que Jack, al atravesar el desierto, llega a un río, un río lleno de gente conocida. Logra encontrarse con su madre, reconciliando su amor y lo más importante, encuentra a su hermano, nos dice que, finalmente, logró estar con su tan amado hermano, encontrar la paz en su alma. Lo mismo con Mr. O’Brien, que al encontrar a su fallecido hijo, lo alza y abraza, pues es otra oportunidad para darle a su hijo la felicidad que no pudo darle antes. Y la mejor parte, se ve la felicidad de la gracia, siente que la vida ha vuelto a ser justa con ella, la ira y el dolor desaparecen, las lágrimas que se desprenden de ella son lágrimas de alegría pura pues volverá a ser feliz con su familia. Finalmente nos muestra imágenes en retroceso, los campos de girasol, símbolo de la infancia de Mrs. O’Brien, los árboles de la casa de Jack, un ascensor que desciende y Jack, mayor, fuera de su trabajo, con una sonrisa de alivio, pues al fin encontró la paz que tanto su alma anhelaba.

Ya no queda mucho por decir, la dirección de Terrence Malick es muy adecuada para este film, sus tomas son muy acertadas, lo mismo con el guión, que no dice demasiado pero dice todo a la vez. Otro punto resaltante de esta cinta es la música, cierto, Alexandre Desplat compuso el score de esta obra, pero su banda sonora, para mi, es muy olvidable en comparación a la increíble elección de música clásica que posee la cinta. Espero que disfruten la película, cierto, puede llegar a ser tediosa, pero el mensaje es hermoso, esta película es una hermosa metáfora sobre lo que es la vida.

Anuncios

Un pensamiento en “‘The Tree of Life’: Una hermosa metáfora sobre la vida y los sentimientos humanos

  1. Pingback: Oscar 2012: Predicciones y favoritos « Opiniones sin palomitas

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s