‘My Week with Marilyn’: La fragilidad en su máxima expresión

En esta película mezclan dos personas por las que sentía cosas diferentes, Michelle Williams y Marilyn Monroe. A Michelle Williams la vi por primera vez en ‘Brokeback Mountain’ haciendo el papel de la dolida esposa de Heart Ledger, con una interpretación que en mi opinión, merecía un Oscar. Ya desde esa película le tengo en vista, no solo por su belleza abrumante, sino también por su gran habilidad como actriz. Y por otro lado tenemos a Marilyn Monroe, quien nunca terminó de caerme bien. Siempre me pareció una oportunista, que se aprovechaba de su cuerpo de diosa para tener a todos a sus pies. Por suerte esta película se encargó de cambiar mi visión sobre el sex simbol más recordado de todos los tiempos.

La película se narra desde la perspectiva de Colin Clark (Eddie Redmayne). Este joven inspirado por grandes como Hitchcock o Laurence Olivier haría lo que fuese para conseguir un trabajo en la industria cinematográfica, hasta que finalmente lo consigue. Su trabajo consistía ser tercer asistente de dirección de  ‘The Prince and the Showgirl’. Bastante emocionado por su nuevo trabajo pareciera ser que su vida no podía mejorar, hasta que la conoció. Evidentemente, cualquier joven de esa época quedaría anonadado al conocer a Monroe, y Colin, no era la excepción.

Tras saludos y trivialidades, nuestro protagonista al fin consigue una conexión real con esta súper estrella, quien parece estar bastante interesada en este joven con pretenciones demasiado elevadas. Al mismo tiempo que es seducido por la inexplicable magia de Monroe, Clark flirtea con Lucy, una trabajadora de la producción.  Ya muy envuelto en su fantasía con Monroe, nuestro joven protagonista pasa unos días que ni el mismo soñaba al lado de esta estrella única, que tras esa sonrisa, posee una historia de dolor y desamor que destruiría a cualquiera.

La magia de este film es Michelle Williams, de principio a fin ella es lo único importante, ella y la historia de Monroe por supuesto. A mi parecer la película le queda chica a esta actriz, su transformación es completa. Muestra la inocencia de Marilyn en algunos momentos, así también como su tristeza, esa tristeza que destroza el alma. Su actuación es perfecta, mientras está tras la cámara muestra esa “poca profesionalidad” que muchos decían Monroe tenía durante las filmaciones, pero fuera de las cámaras brillaba por ese carisma tan único de la mujer con las curvas perfectas. Lo que más me gustó fue justamente esto, la transformación que logró Michelle, y esa mirada perdida, llena de tristeza que tenía, sencillamente hermosa. Sin dudas es mi segunda favorita para los Oscars, después de la dama de hierro, y ni de eso estoy seguro. Pero como dije arriba, creo que el film le queda chico, pudo haberse aprovechado mucho mejor el talento de la señora Williams.

Si bien todo se centra en Michelle y la reencarnación de Marilyn, igual se siente a otros actores como Laurence Olivier… ah perdón, lo olvidaba, era Kenneth Branagh haciendo de Olivier. Su actuación es realmente convincente, además de tener cierto parecido físico, la actuación y el acento es bastante parecido, es sin dudas un acierto haberlo nominado al Oscar, porque lo tenía más que merecido. De nuestro protagonista no tengo mucho que decir realmente, no sobresale pero ni un poco, y no es su culpa, el problema es que la película tiene demasiadas buenas actuaciones, y el sencillamente es olvidado entre tanto talento. Ahora, el único desacierto en mi opinión fue Julia Ormond, no por que sea una mala actriz, no, es que sencillamente, el papel de la diosa que encarnó a Scarlett, le queda grande, pero demasiado grande. Más allá de su actuación, la apariencia física, no convence, si no dijesen que ella era Viven, yo no me hubiese percatado de eso. Aunque realmente es difícil encontrar a alguien como ella.

Hablando un poco a nivel técnico puedo decir que la ambientación fue bastante correcta, así también el diseño de vestuario. Pero la edición y la fotografía no me convencieron. Hubieron momentos en que era muy busco el corte, y otros donde algunos personajes estaban en una posición y al cambio de toma, estaban en otra, era algo un poco confuso. Lo mismo con la fotografía, solo que en esta es mucho menos notoria. Hubieron momentos en que, dentro de la misma escena, cambiaban la calidez de la misma, quizá fue decisión del director, pero para mi fue algo raro. Pero un punto que tiene a favor la fotografía es que la misma, se centra en enaltecer la belleza de Michelle, haciendo resaltar sus labios y sus ojos, logrando que uno no pueda apartar la vista.

Algo que realmente me molestó de esta película es que la tomaron para los Globos de Oro como una “Comedia/Musical”,. Les digo que de comedia tenía muy poco, y musical casi nada, porque las únicas partes “cantadas” eran cuando se grababan las escenas de la película que estaban rondando, además del principio y el final del largometraje. Para mi hicieron esto para poder darle a ella el premio a mejor actriz, por que era más que obvio que Meryl se llevaría a mejor dramática.

Para mi esta película tiene 2 puntos fuertes. Una son las actuaciones, las cuales ya expliqué arriba, y la segunda es la historia de Marilyn. A mi personalmente me llegó poco o nada la historia de amor, pero la tristeza de Marilyn, al ver que nadie la prestaba atención, era algo que dolía. Ella desesperadamente intentaba ser una actriz de verdad, pero todo lo que pedían era su sexyness. SPOILER. Hubo un momento en el film en el cual ella pide disculpas, evidentemente por que fue un dolor de cabeza para todos durante la grabación, y al final agrega “pero sepan que lo intenté” FIN DEL SPOILER. Cuando dijo eso, por segunda vez en mi vida, tuve que parar la película e irme al baño a lavarme la cara, por que con tantas lagrimas no veía nada.

Es realmente impresionante como algunas escenas nos sumergen totalmente en la historia. Por suerte vi esta película, por que me hizo entender muchas cosas de Marilyn, hizo que deje de ser tan indiferente a su existencia. Realmente es una película que le recomiendo a cualquiera. Excelentes actuaciones, buena ambientación, buenos personajes, linda historia, además de todo eso, en mi opinión, se ven uno de los besos más tiernos, sinceros y puros que he llegado a ver en el cine, definitivamente no se arrepentirán.

Anuncios

Un pensamiento en “‘My Week with Marilyn’: La fragilidad en su máxima expresión

  1. Pingback: Oscar 2012: Predicciones y favoritos « Opiniones sin palomitas

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s