‘Beasts of the Southern Wild’: Un viaje entre la realidad y la fantasía

Beast of the Southern Wild

La magia del cine va más allá de lo académicamente correcto. Es decir, una película puede ser tildada de “buena” o “mala” a través de los aspectos tangibles establecidos: dirección, guion, actuación, fotografía, etc. Pero existen otros elementos intangibles, muy difíciles de identificar, que en gran medida definen que tanto nos gusta un film: la honestidad del guion, la época en que se desarrolla, el insight que logra en nosotros o sencillamente algo indeterminable que nos fascina. Es por estos factores invisibles que una cinta “técnicamente perfecta” puede parecernos mala o una “normalcita” puede parecernos sorprendente. Pero claro, también están las que fascinan y a la vez son técnicamente muy buenas, como es el caso de ‘Beasts of the Southern Wild’.

La historia tiene como protagonista a Hushpuppy, una niña de 6 años que vive en Bathtub, una comunidad prácticamente aislada del resto del mundo, llevando una vida difícil pero a la vez feliz, evadiendo las reglas “comunes” en las sociedades. Su padre, Wink, se encarga de enseñarle todo lo necesario para que sea una niña fuerte e independiente, aunque el destino de Hushpuppy cambia con la inundación de Bathtub y la enfermedad de su padre.

La pequeña Hushpuppy explorando su mundo.

Primero que nada centrémosnos en la dirección de Benh Zeitlin. El director hace un excelente trabajo para transmitir esa locura del Bathtub, pero así también consigue añardir emotividad en los momentos precisos, acompañando perfectamente al guion. Uno de los aspectos “técnicos” más resaltantes de la película es justamente su guion; preciso pero a la vez ligero y honesto, logrando que uno pueda ser parte de esta aventura.

En cuanto a actuaciones, Quvenzhané Wallis es la indiscutible estrella. Teniendo tan solo 5 años en la época que se desarrollaba el casting para esta película y unos 7 durante la filmación, esta pequeña dio una de las mejores actuaciones infantiles (que de infantil no tiene nada), logrando una perfomance muy sutil pero efectiva, teniendo control total de la escena solamente con los ojos. Y por supuesto, el padre de Hushpuppy tampoco es fácil de ignorar (aunque opacado por la pequeña Wallis), Dwight Henry da un personaje fuerte y decidido, que rompe el corazón de cualquiera.

Beasts of the southern wild

Los demás aspectos técnicos también son bastante buenos, siempre y cuando tenemos en cuenta que estamos ante una película independiente. La fotografía acompaña correctamente al desarrollo del film, así también como una ambientación muy acertada. Ahora si, la música sobresale sin lugar a dudas. La banda sonora compuesta por el mismo director y Dan Romer nos ubica geográficamente de manera perfecta y no solo logra eso, también transmiten la felicidad del Bathtub, sin olvidar, por supuesto, que nuestra protagonista es una niña, agregando detalles que añaden “ternura” a esta banda sonora que sin dudas está entre las mejores del 2012.

‘Beasts of the Southern Wild’ es una película que, además de entenderla, debemos sentirla y dejarnos llevar. La belleza del film no solo reside en los aspectos técnicos, sino también, en esas cosas que nos cuentan identificar pero aun así nos fascinan. Una de las cosas más valiosas de este largometraje es que, a mi parecer, puede demostrarte lo que significa “la magia del cine”.

Anuncios

Un pensamiento en “‘Beasts of the Southern Wild’: Un viaje entre la realidad y la fantasía

  1. Pingback: ‘Les Misérables’: Épica adaptación sin corazón « Opiniones sin palomitas

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s