‘Silver Linings Playbook’: Una (re)definición de Romance

silver linings playbook banner

‘Silver Linings Playbook’ es una de las cintas más esperados para los seguidores de las premiaciones de temporada. Recibiendo nada más que reviews positivos de parte de los críticos ya comenzaba a generar buenas expectativas, pero cuando recibió una nominación para cada categoría de actuación (algo que no pasaba desde ‘Reds’ en 1981) y su director tomó lugar entre los nominados (desplazando al favorito Affleck o a la correctísima Bigelow) no quedó dudas de que este film ofrecía mucho más de lo que todos esperábamos y, por suerte, cumple las expectativas.

Basado en el libro homónimo, este largometraje nos relata la historia de Pat (Bradley Cooper), un maestro quien terminó en un psiquiátrico durante 8 meses tras tener un quiebre emocional. Diagnosticado con bipolaridad, su madre decide sacarlo de la institución para reintegrarlo a la sociedad, pero eso es mucho más difícil de lo que parece. En medio de su intento de reinserción en la sociedad, conoce a Tiffany (Jennifer Lawrence), una muchacha con problemas parecidos a los suyos.

Por más simple que parezca, en realidad estamos ante una de las tramas y guiones románticos más trabajados en años. El desarrollo de los personajes es alucinante. Comenzando por la madre de Pat (Jacki Weaver), quien a los pocos minutos ya nos deja en claro, con la discusión en el auto, su sufrimiento por la situación que vive. Lo mismo puede decirse de su padre (Robert De Niro), sin saber si está feliz o triste por la llegada de su hijo. Pat, ya que es el protagonista, es el personaje más trabajado. Las dificultades por las que pasa y sus reacciones son más que honestas, lo que hace facilísimo empatizar con él. Y claro, la otra “demente” tampoco queda fuera. Por más que Tiffany sea la co-protagonista, su historia es desgarradora, consiguiendo que uno la “perdone” por su comportamiento.

THE SILVER LININGS PLAYBOOK

Para conseguir un film tan honesto y tan empatizante con el público, no basta con la trama, es aquí donde entra David O. Russell, el director. Es difícil ver, en especial hoy en día, comedias románticas (aunque esta sea más drama, tiene comedia) dirigidas de una forma magistral, por lo que ‘Silver Linings Playbook’ se convierte en una aguja dentro del pajal. David consigue una narración inestable y única en la cinta, con cámaras que no tienen vergüenza de poner en primer plano la cara de los personajes para demostrar sus emociones. Pero, además de un más que adecuado uso de cámaras, nuestro director y guionista consigue manejar a su reparto de una manera excelente. No lo digo por la cuádruple nominación en actuación, sino porque en serio todos tienen su momento brillante.

Así como la dirección, el guion de O. Russell brilla, solo que este con mucha más fuerza. Las conversaciones entre los personajes son más que acertadas, brindando un humor que no se pierde en ningún momento, pero los momentos más intensos del guion son durante las discusiones familiares. Las disputas que se dan en la casa de Pat son más que memorables, no por lo que se dicen o porque alguien dice algo súper denso sino por el contrario: utilizan términos simples, logrando que los espectadores sientan que es una discusión que se podría dar en su propia casa.

Silver Linings Playbook

Muy pocos son los que se hubiesen imaginado que el actor de ‘The Hangover’ llegaría a una nominación al Oscar… y vaya nominación! De no ser porque sus contrincantes son Daniel Day-Lewis y Hugh Jackman (quienes dieron interpretaciones magníficas), Bradley quizá se llevaba la estatuilla este año. Su trabajo como el bipolar Pat es fuertísimo, brindando momentos explosivos de alegría y otros de intensa confusión o desesperación. Lo mismo se puede decir de Lawrence, quien brilla tanto o más que Cooper. Las expresiones en su rostro transmiten esa tristeza tácita de Tiffany. Algo muy recalcable es que Jennifer logra seducir con sus expresiones, que también va como anillo al dedo a esta personaje. De Niro también tiene sus buenos momentos al igual que Weaver, solo que este primero, además de tener más oportunidades, las aprovecha mejor.

Por más que a Weinstein Company la estén acusando prácticamente de comprarse los Oscars estos últimos años, lo cierto es que esta vez nos han traido algo extremadamente honesto y humano. Difícilmente se lleve la estatuilla a la mejor película, pero ‘Silver Linings Playbook’ tiene todos los requisitos para convertirse en una clásica del romance y eso es algo que nadie puede sacarle.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s