‘Les Misérables’: Épica adaptación sin corazón

Les miserables banner

‘Les Misérables’, así como ‘Beasts of Southern Wild’, vuelve a demostrar que el cine para que nos enamore debe tener más que una buena producción, lastimosamente, lo hace del modo contrario. Así como el año pasado con ‘War Horse’ intentaba ganar el Oscar al mejor film con una producción impecable, este año la adaptación musical de la novela de Víctor Hugo dirigida por Tom Hooper hace el intento, pero se olvida de un factor importantísimo (si no es el más importante) en las películas: su alma.

En 1815, Jean Valjean consigue su libertad  condicional tras casi 20 años de prisión por robar pan para su hambrienta sobrina. En su busqueda por un refugio llega a un iglesia, donde un sacerdote le ofrece estadía. Jean, ya corrompido por los años de cárcel roba objetos valiosos de la iglesia pero es atrapado por los guardias. En su bondad, el sacerdote les explica a los guardias que el decidió regalarle dichos objetos, por lo que sueltan a Valjean. Ante este increíble acto de solidaridad, Jean vuelve a creer en la generosidad humana y en la redención, por lo que decide cambiar su destino convirtiéndose en un hombre de bien.

Pasan los años y Jean consigue un puesto respetable en otra ciudad de Francia bajo un nombre falso. En uno de sus negocios trabaja Fantine, una mujer que trabaja para dar de comer a su hija, pero pierde su trabajo por la falta de interés de Valjean; debido a esto se convierte en una ramera. Fantine cae bajo el manto de una enfermedad y vuelve a ver a Valjean, explicándole que debe ayudar a su hija, Cosette. Jean toma a la niña y forma una nueva vida criándola como si fuera su hija. Pero su vida se ve interrumpida ante la famosa Rebelión de Junio, donde su destino cambia para siempre.

hugh-jackman-les-miserables1

Adaptaciones de la famosa obra de Víctor Hugo sobran, pero una producción a cargo de Tom Hooper y con un elenco admirable parecía una justificación razonable para la creación de esta obra. La mirada de Hooper a este musical fue acertado pero sin mucho sentimiento y no, no es para nada culpa de los actores (porque todos estuvieron excelentes). La primera hora de esta aventura de 157 minutos está llena de fuerza emocional, pero parece ser que con la muerte de Fantine comienza a perderse dicha fuerza, tanto así, que llega un punto en que la sigues viendo solo por la mega producción y para poder terminarla.

Pero más allá del fallo sentimental de Hooper, la cinta está llena de aciertos. Comenzando por un Jean Valjean interpretado por un impresionante Hugh Jackman. Muchos pensarían que el trabajo de este actor solo servía para las películas de ‘X-Men’ y ‘Wolverine’, pero aquí calla a cualquier incrédulo. No solo por ser el mejor cantante de toda la película, sino porque realmente se mete en el personaje y, de no ser por Daniel Day-Lewis, hubiese ganado ese Oscar.

Pero no solo Hugh Jackman está excelente, sino todo el reparto. La primera que debemos nombrar es Anne Hathaway, que con menos de 15 minutos en pantalla se lleva por delante toda la cinta. Su ausencia se siente a todo momento y, su interpretación de ‘I Dreamed a Dream’ es simplemente perfecta. Russell Crowe, interpreta a nuestro antagonista Javert de una forma muy humana y creíble, el único problema es que no es un cantante y, a diferencia de Hathaway, su actuación no oculta el hecho que no sepa cantar. El resto del reparto acompaña de forma más que digna al film, pero la que tiene su momento brillante es Samantha Barks, con una interpretación de ‘On My Own’ que deja piel de gallina.

anne-hathaway-les-miserables1

De más está decir que estamos ante una de las mayores producciones del año. Debido a esto no podemos esperar menos que una fotografía envolvente. El diseño de producción, aunque no sea necesariamente el mejor del año, también sorprende, la recreación de Francia por los años 1830 es sorprendente sin ser demasiado exagerado, inclusive se “siente” que estamos viendo un musical solamente por la escenografía.

Un dato muy interesante que da un valor agregado a este largometraje es que las canciones no se grabaron apartadas, sino a medida que se filmaban las escenas. Aunque ‘Les Miserables’ carezca de emotividad, pero posee una producción sorprendente que intenta desesperadamente tapar esta carencia y unos actores que tienen momentos más que brillantes.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s