‘Zero Dark Thiry’: Obsesiva caza por la perfección

Zero Dark Thirty banner

Kathryn Bigelow se ubicó en el ojo del huracán en la entrega de los Oscars 2009, cuando su film ‘The Hurt Locker’ derribó a la colosal ‘Avatar’ en la categoría de mejor película y mejor dirección. Poco después, anunció que realizaría una cinta sobre la triple frontera entre Paraguay, Argentina y Brasil, pero finalmente se decidió por un proyecto más ambicioso: la captura de Osama bin Laden.

La historia, por más que se centre en la “caza” de bin Laden, tiene como protagonista a Maya, una agente de la CIA quien dedicó su vida a la lucha contra el terrorismo. La película no tiene como eje principal la tan famosa noche donde se capturó a uno de los mayores terroristas de la historia, por el contrario, cuenta todos los procesos que llevaron a esa inolvidable noche.

Zero_Dark_Thirty

La polémica que rodea al film comenzó desde su mismo anuncio. Claro, con Kathryn como directora nadie dudaba que esto era un material de Oscars, pero todos tenían (más vale que sigan teniendo) dudas sobre la veracidad de los hechos que se relatan en esta cinta. Para que comencemos a ver ‘Zero Dark Thirty’ con el pie derecho y no caigamos de la cama, debemos entender que estamos ante una película y no un documental, por más que el largometraje apeste (en el muy buen sentido) a uno.

Bigelow consigue abrir de una manera única: una pantalla en negro donde solo se escuchan varias de las llamadas del 11 de setiembre. Esos pocos minutos ya consiguen adentrarnos dentro del pesado ambiente que rodea al film. Posteriormente una sala de “confesión” que más bien vendría a ser de tortura, nos deja en claro que estamos ante algo brutal y crudo. Esta crudeza y seriedad se mantiene a lo largo de los 157 minutos, tanto así que, como dije anteriormente, sentimos que estamos ante un documental sin narrador.

La genial labor de Bigelow de ninguna manera opaca al magistral guion de Mark Boal, más increíble aún si tenemos en cuenta el hecho que primeramente el film trataría de los intentos fallidos de capturar a Osama, hasta que finalmente lo atraparon y tuvo que reescribirse por completo. Su guion comienza de forma “ligera”, para ir tomando vuelo hasta que finalmente explota el avión del suspenso con las tomas finales en la casa donde se refugiaba bin Laden (no es un spoiler, creo que todos sabemos como termina esta historia). Una de las cosas más llamativas es que, por más que Maya sea la verdadera protagonista de toda esta odisea, sabemos poquísimo de ella. Desarrollan al personaje solamente en lo que concierte a la persecusión de Osama, dejando de lado cualquier otro matiz que esta pueda tener, dotando al film de aún más seriedad y un tono mucho más documental.

Zero Dark Thirty

Otro de los factores positivos es que ‘Zero Dark Thirty’ posee como protagonista a la gran revelación del año 2011: Jessica Chastain. En poco esta actriz demostró ser una de las jóvenes más versátiles de la industria en este momento. Su energético papel en ‘The Help’ o su hipnotizante aparición en ‘The Tree of Life’ son algunos buenos ejemplos. Su participación en esta película fue uno de los mayores aciertos. No solo sobrelleva a la perfección su personaje y ese tono de tensión total, sino que da una de las mejores actuaciones del 2012, demostrándonos un personaje fuerte pero a la vez humano, que se quiebra, como cualquier otro. La escena en la que discute con Kyle Chandler o la toma en el avión son sin duda prueba de su gran talento.

Así como ‘The Hurt Locker’, este film es técnicamente exquisito, pareciera ser que Bigelow posee una obsesión para que su obra sea técnicamente perfecta. Lo que sobresale a primera vista es la genial fotografía que reluce en las escenas oscuras y durante los atentados. También una edición impecable de parte de nuestro doble nominado al oscar este año: William Goldenberg. Aunque estos sean los aspectos más resaltables, lo cierto es que el largometraje no tiene desperdicio en este aspecto: todos los elementos técnicos cumplen su labor e inclusive aportan más de lo que necesitan.

Zero Dark Thirty

Este es el año de Alexandre Desplat, sin duda alguna. Con scores estupendos como ‘Moonrise Kingdom’ o ‘Argo’ este compositor volvió a demostrar este año de lo que es capaz. Aunque su banda sonora para ‘Argo’ haya sido la seleccionada para combatir en los Oscars, personalmente encuentro a score de ‘Zero Dark Thirty’ más interesante, tanto por su función en el film como por su composición misma. Tracks recomendados del score podrían ser: ‘Flight to Compound’, ‘Seals Take Off’ o ‘Maya on Plane’, pero lo cierto es que toda la banda sonora es muy atrapante y, lo que me parece más genial es su acompañamiento al film, pues se siente muchísimo, pero sin sacar protagonismo a las tomas de Bigelow o la actuación de Chastain.

Aunque Kathryn Bigelow no haya logrado su nominación al Oscar, ha dirigido una de las mejore películas del 2012. ‘Zero Dark Thirty’ cuenta de una forma cruda la historia detrás del asesinato de Osama bin Laden, pero eso si, filmado de una forma tan seria que deja a criterio del espectador las conclusiones finales sobre estos hechos. La cinta en ningún momento presenta una discusión moral respecto a lo sucedido, pero con la crudeza de las imágenes, el espectador solo las genera.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s