‘The Art of Getting By’: Esa inevitable etapa

Antes que nada me disculpo por el cartel. Donde dice “CIÓN” debería decir “DURACIÓN” pero la falta de inspiración para realizar el banner fue un problema. Gracias por la comprensión y volvamos a lo nuestro.

Esta película jugó bastante con las espectativas que generó en mi, pues hace mucho que la quiero ver. Cometí el error de ver el trailer, además, ya varios amigos y comentaristas me hablaron de esta cinta. Lo cierto es que vi algo totalmente diferente a lo esperado, quizá por que lo percibí de forma diferente, o quizá por que el trailer me dio un enfoque el cual no lo sentí. Lo cierto, es que estamos ante una de esas películas que quizá no tengan la dirección, ni las actuaciones, pero ciertamente logra llegar al espectador tras la trama tan “empatible” que posee.

Se centra en la vida de George Zinvaoy (Freddie Highmore), un joven que se encuentra hacia el final de su educación secundaria, y todos los problemas que conllevan esta edad, por sobretodo, la falta de motivación. Este pseudomisántropo conoce a Sally Howe (Emma Roberts), y gracias a esta, su vida da un giro lento, irreversible.

Hablaré primero de los actores para rapidamente pasar a la trama y el guión que me parece lo interesante. Tenemos a Freddie Highmore al cual ya lo había visto en ‘Charlie and the Chocolate Factory’, en esta película me pareció uno de esos típicos actores que los ves una vez y nunca más sabes de ellos. Me gustaría decir “por suerte no fue así” pero lastimosamente, Freddie es una de las pocas cosas que me molestaron de esta película. No se si es porque el personaje es así o porque sencillamente no fue la mejor elección. Lo cierto es que en varios momentos parecía que no sabía lo que tenía que decir, o daba expresiones que no iban con la situación. Pero por más de esto, tengo que admitir que igual uno logra empatizar con el personaje, aunque creo que esto se debe más a la trama que otra cosa. Después tenemos a Emma Roberts, a quien las pocas veces que la vi, siempre la encuentro como “la musa inspiradora” de algún joven con problemas. Lo verdad, el papel le va muy bien. Se desenvuelve con bastante facilidad dentro de este tipo de personajes, aunque sinceramente espero verla en algo diferente dentro de poco. El resto de cast no tiene momentos interesantes por lo cual no me detendré en eso.

Detengamonos en la trama que envuelve a esta cinta. Muchos, por lo que vi, toman esta película por el lado romántico, yo particularmente, la vi desde otro ángulo. El romance entre estos jovenes es nada más un elemento del que se vale el guionista para demostrar la evolución inminente de nuestro protagonista, una evolución por la que todos pasamos. Ese estado de “falta de motivación”, creo yo, es un problema universal, pues casi todos tienen este dilema. Esas reflexiones de “¿Por qué me esfuerzo?” o “¿Para qué hago las cosas?”, son pensamientos que todos tenemos en algún momento, y si no aún no te ha pasado, te pasará, o por lo menos eso pienso.

Si hay algo que me gusta, son los finales con giros o inesperados (¿y quién no?), por algo soy admirador de Hitchcock. Pero también admiro mucho, cuando la película es muy predecible, pero aún así te sumergís en ella. Osea, en mi caso por ejemplo, yo sabía perfectamente como terminaba esta película cuando la empecé a ver, pero aún así, disfrute cada minuto. El porqué es muy simple, la película no se centra en mostrar nada inesperado o darnos a conocer cosas que no sabemos, al contrario. Juega con lo obvio, nos ayuda a reflexionar sobre nuestras acciones y danza con con nuestra existencia misma. Logrando que uno no se concentre en los sucesos, sino en la evolución del protagonista como ser humano.

El guion es algo que ayuda muchísimo a la trama. Haciendo simples las conversaciones y sacándonos unas que otras risas. Ciertamente se encuentra bastante actualizado a lo que son los problemas de hoy en día, haciendo que nuestro protagonista, además de enfrentar problemas existenciales / sentimentales, también tenga que sobrellevar la realidad y en parte, acompañar a Sally, quien también tiene sus propios problemas.

Como dije arriba, no estamos ante una película con un gran reparto y una dirección magistral, esta cinta responde a la frase “menos es más” y logra una reflexión muy interna y personal, respondiendo a un problema que yo lo considero “universal” pues la mayoría de las personas pasa por esto.

Recomendaría a casi cualquier persona esta cinta, en especial si es a un joven, aunque a varios adultos les recomendaría, para que empaticen con el personaje recordándoles a su juventud, y quizá para que comprendan el porqué sus hijos no responden siempre a sus exigencias.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s